Wed 26 de Apr de 2017

7 trucos para mantener tu autoestima sana en redes sociales


Internet es una puerta que nos abre infinitas posibilidades para dar a conocer nuestra Marca Personal  y nos permite enseñar nuestra profesionalidad, cómo hacemos nuestro trabajo y qué estamos dispuestos a ofrecer a los demás en forma de “producto”.

 

Gracias a las redes sociales podemos difundir y promocionar nuestra Marca Personal  y nuestros valores de marca. En mi artículo para MarketerosHoy te comparto 5 pasos que te servirán para hacer Networking e impulsar tu Personal Branding.

 

Las redes sociales favorecen la interacción con nuestro público objetivo. Estas conversaciones permiten generar esa complicidad y confianza que luego hará que nos contraten cuando éste tenga que cubrir una necesidad, que nos contacte cuando requiera un profesional con nuestras características para un proyecto o simplemente cuando busque la solución para resolver su problema.

 

En internet manifestamos nuestras opiniones sin filtro, y muchas veces sin darnos cuenta creamos un aluvión de reacciones que puede que nos lleve incluso a enfrentarnos con  nosotros mismos y con los demás.

 

Somos seres humanos y muchas veces olvidamos que nos separa una pantalla solamente con otro ser humano. El problema recae en que muchas personas actúan como máquinas sin importarle los sentimientos que puede generar un comentario en la otra persona.

 

Exponer nuestras opiniones en Foros, en Blogs, en los muros de Facebook o en otras redes sociales es muy beneficioso para nuestra Marca Personal, pero debemos ser conscientes si lo que vamos a decir aporta valor y no daña al otro.

 

A veces por quedar por encima de la otra persona o para enseñar qué sabemos más, no nos hacemos conscientes de lo que somos capaces de soltar por esa boquita sin medir las consecuencias.

 

Dadas las dimensiones de internet nos encontraremos con opiniones que se diferencien de la nuestra, e incluso encontraremos gente que esté en la acera totalmente opuesta. Por eso la tolerancia y el respeto no deben faltar en estos casos.  

 

Un simple comentario negativo que recibamos puede minarnos la autoestima y hacernos sentir pequeñitos. Hay muchas personas que se esconden en el anonimato incluso para “dañar” a otras, es el caso de los trolls que terminan acabando con la paciencia de muchos y a veces son tan insistentes con sus comentarios descalificativos que terminas creyéndote lo que sueltan a través de su teclado.

 

Es por eso que hacer buen uso de internet y protegernos es fundamental para poder disfrutar del caudal de información que podemos encontrar en la red. Tomar distancia de los comentarios y sin recibirlos como personales nos hará navegar por las redes sociales sin poner en riesgo nuestro estado de ánimo y sobre todo que haga mella en nuestra autoestima.

 

Mantener una autoestima sana es fundamental para desarrollarnos como profesionales y para hacer eficazmente nuestro trabajo, hay que evitar conectar emocionalmente con esas personas tóxicas que nos amargan el día y que nos impiden avanzar en nuestro camino del crecimiento personal que tanto nos ayuda a nuestra Marca Personal.

 

Cuenta historias que te haga conectar con tu audiencia en internet, pero ojo hay una delgada línea entre hacer pública nuestra vida profesional y personal y exponer nuestra intimidad. Las anécdotas más íntimas que pueden acarrear ciertos comentarios que pueden dañarte, es mejor comentarlas en tu círculo privado de amigos de toda la vida. Ellos que te conocen mejor, sabrán como “encajar” tu anécdota con tu forma de ser y entenderte sin juicios.

 

En internet muchas veces la ilusión del anonimato permite que algunas personas rompan la barrera de educación que cara a cara no se atreverían a saltar.

 

Lo mismo pasa con las fotografías, compartir nuestro día a día a veces se nos escapa de las manos y subimos imágenes que nada nos benefician en nuestra Marca Personal. Luego llegan las críticas en redes sociales y podemos sentirnos juzgados por algo que nos parecía inocente. No conocemos a toda nuestra audiencia y no sabemos si se las guardarán o qué uso harán con ellas, por ello antes de publicar una fotografía en redes sociales pensemos el fin.

 

Estudios realizados demuestran que las redes sociales afectan nuestros comportamientos y autoestima.

 

Pensar que la vida de la otra persona es mejor que la propia,  hace que nuestra autoestima caiga en picada. Por eso, a continuación te comparto algunos tips para evitar que las redes sociales afecten tu día a día, para que por el contrario las veas como herramientas eficaces para promocionar tu Marca Personal.

 

7 trucos para mantener tu autoestima sana en redes sociales

 

1) Comprende que hay felicidad para todos

 

Las redes sociales se han convertido en escaparate donde somos todos felices, donde somos la caña de España. No todo el mundo está feliz todos los días y a cada momento. Sin embargo, el hecho de que veas otras vidas felices, no hace que la tuya sea una mierda.

La verdadera felicidad la tenemos todos en nuestro interior, y a veces las personas que menos la demuestran en redes sociales, más felices son.

Por ello, no creas que todos son tan felices, crea momentos en redes sociales y compártelos cuando estés feliz, eso hará que tu marca conecte porque será verdaderamente sincero.

 

2) Deja a un lado la autocrítica

 

El autoboicot es la peor conducta que podemos tener como seres humanos. En ocasiones somos nosotros mismos quienes nos ponemos palos en nuestra propia rueda y no nos permitimos avanzar.  Dejar atrás las trampas mentales que nos cuenta nuestra cabecita loca, es fundamental para darnos cuenta de lo que valemos como personas y profesionales, de coger fuerzas para salir de nuestra zona de confort y tomar las riendas de nuestra vida personal y profesional y aceptar todo lo que viene gracias al esfuerzo que ponemos en nuestro día a día.

El autoboicot hace que dejes de confiar en ti e impide que alcances el éxito que mereces profesionalmente.

En vez de llenarte la cabeza con pensamientos negativos, invierte tiempo en ti con cosas que te hagan sentir bien.  Pelear en redes sociales por un comentario que has recibido o dado, no te llevará a ningún sitio. Cuando pelees hazlo por algo que verdaderamente merezca la pena, lucha por tu sueño.  Querer llevar la razón hará que salgas mal parado, se dañe tu estima. Creer en ti y en tus sueños, te hará crecer en autoconfianza, en valoración y estima.  La vida y tus sueños son un paseo que tienes que disfrutar.

 

“Las críticas no son otra cosa que el orgullo disimulado. Un alma sincera para consigo misma nunca se rebajará a la crítica. La crítica es el cáncer del corazón” Madre Teresa de Calcuta.

 

3) Haz una lista de las cosas que tienes para agradecer

 

En vez de que lo que ves en redes sociales te lleve a compararte con los demás y caer en desánimo, haz una lista de las cosas que tienes materiales y no materiales (que son las más valiosas).

Ser agradecido nos lleva a un estado de paz y bienestar con nosotros mismos que nos ayuda a crecer como personas.

Déjate de comparaciones y ámate. Como dice Merce Roura en su artículo ÁMATE EN SILENCIO “Brilla tanto que sea imposible apagarte o desconectarte”.

 

Elsa Punset nos explica  en el siguiente vídeo cómo aumentar la autoestima con el bote de la felicidad

 

 

4) Mira más allá de lo que ves en redes sociales

 

El quedarse simplemente con lo que se ve es ponerse limitaciones. Ve más allá de lo que las personas enseñan en redes sociales. A veces que una persona publique lo maravilloso que está siendo su día, no implica que no le pasen cosas como a ti que estás sentado frente al ordenador hasta el moño en la oficina. 

Cada trabajo tiene sus ventajas y desventajas. Dejar de centrarte en los aspectos negativos de lo que no te gusta del tuyo es más que sano. Analiza las ventajas que tiene tu profesión y céntrate en ellas. Te sorprenderás gratamente cuando te hagas consciente de lo que tienes.

 

5) Haz una lista de los pequeños o grandes momentos de tu día

Antes de irte a dormir, coge una libreta y apunta todo lo que ha merecido la pena y que te han hecho sentir feliz por momentos en ese día.

Una vez que comprendas qué es lo que te hace feliz, aunque sean pequeños actos como hablar con una amiga, pasear por el parque a la hora del descanso, caminar con tu perro antes de comenzar a trabajar, dejarle un mensaje a tu marido o novio, besar a tus hijos, etc. verás como no lo harás como algo rutinario, sino que disfrutarás más de esos placeres.

Y te sugiero disfrutar de ese momento y luego subirlo a las redes sociales. Muchas veces perdemos esos instantes de felicidad por el afán de compartir nuestra felicidad con los demás, y luego queremos gestionar todos los comentarios y es allí cuando nos agobiamos y no disfrutamos ni de una cosa, ni de la otra. Te lo digo por experiencia.

 

6) Se proactivo, en lugar de reactivo

Con el tiempo he aprendido que la impulsividad no me lleva a ningún sitio. La proactividad mueve montañas.  Deja de sentirte pequeño por las cosas que han logrado los demás y ponte en marcha. Nadie te va a regalar nada, si quieres ser feliz, tienes que ponerte en acción y reclamar lo que es tuyo trabajando por tu sueño.

 

7) Sé creativo

Piensa cosas nuevas, haz cosas que te hagan poner nervioso porque nunca las haz hecho. La creatividad es un excelente recurso para combatir momentos bajos y que ayuda a fortalecernos como personas y profesionales.

Tienes más talento de lo que crees, es cuestión de despertarlo, descubrirlo y enseñárselo a los demás.

 

El talento lo encuentras en tu propia personalidad.  Descubre Cómo construir tu Marca Personal entorno a tu Personalidad

 

¿Vas a dejar que los comentarios en redes sociales te hundan y disminuya tu autoestima o vas a trabajar para inspirarte y crecer personal y profesionalmente?

 




Suscríbete
Como suscriptor te beneficiarás de contenido único que compartiré solo con mi comunidad.





Posts Anteriores