Wed 07 de Jun de 2017

Soy imperfecta y es parte de mi Marca Personal


La mejor relación que marca el inicio de una Marca Personal, es con uno mismo.  Y lo hablo con conocimiento de causa, este artículo quizá sea el más personal que haya escrito, desde el nacimiento de este blog.

 

Te preguntarás ¿y para qué lo haces Laura? Porque por más que tenga conocimientos en Marca Personal y en marketing personal, soy una persona como tú y mostrarme tal cual soy es parte de mi marca.

 

Ser uno mismo es un cliché que sólo algunos llevan a rajatabla y es muy importante al potenciar tu Personal Branding.

 

Nací a los 8 meses de gestación, producto de una relación sin amor. Mi madre me tuvo con 22 años, mi padre tenía 11 años más que ella. Se separaron cuando yo tenía escasamente 1 año y medio.  Tras años de rabietas, cuestionamientos, ponerme en el rol de víctima de la situación, terapia, etc. pude comprender que era yo quien tenía que poner remedio a esa sensación de falta de amor, de separación y abandono que sentía desde lo más profundo de mi ser.

 

El camino no ha sido fácil, pero no dejaría de pasar por cada instante, llanto o momento para ser la mujer que cada día se acerca a la que quiero ser. Soy imperfecta y es parte de mi Marca Personal.

 

El perdón ha sido fundamental para poder abrazar a esa niña dolida. No hablo de perdonar a mis padres, que también. Hablo de perdonarme a mí misma, por sentirme poco querida y valorada por cómo lo habían hecho ellos. Antes se criaba desde otro lugar, los abrazos no eran frecuentes, los besos contados y las exigencias muchas y ellos lo han hecho lo mejor lo han podido y entendían el amor. Es por eso que muchas veces saco mi lado exigente a pasear, que cuando lo gestiono bien y con amor es fantástico, cuando la exigencia es extrema nada constructiva.

 

En muchos libros y sitios webs que sigo he tenido acceso a contenido que hablan de la importancia de amarse a uno mismo, para poder amar a los demás de forma sana y sin toxicidad. Y puedo afirmarte que es la mejor forma que conozco, amarme y priorizarme ha sido el mejor remedio para curar las heridas. ¡Cuánto tiempo me ha llevado! (y a veces tengo que seguir recordármelo).

 

La compasión también me ha ayudado, aunque a veces cuesta ponerse en la piel del otro, sobre todo cuando no nos amamos con nuestros defectos y virtudes, es decir incondicionalmente.

 

Henry Wadsworth, poeta estadounidense, escribió  las siguientes palabras que me ayudan a sentir compasión: “Si pudiéramos profundizar en la vida íntima de nuestros enemigos, encontraríamos tanta tristeza y sufrimiento que desarmarían cualquier hostilidad nuestra”.

 

El autoconocimiento es fundamental para poder gestionar eficazmente una Marca Personal.

 

Conocer nuestras creencias, nuestras limitaciones, nuestros miedos, es esencial para esparcir quienes somos. Es clave para tu Marca Personal saber “Quién eres tú”, en este artículo que escribí para Marketeros de Hoy te comparto 4 vídeos que son fantásticos para trabajar este tema.

 

Días atrás, hablando con un cliente, le proponía una serie de acciones a realizar dentro de su estrategia de marca para poder darse a conocer, y ella me decía, “Laura es que no puedo hacerlo en este momento porque no me encuentro bien conmigo misma”. No sabes lo que la entendí, porque durante mucho tiempo, mis ganas y mi creatividad, estaban frenadas por miedos infundados, por temor al qué dirán, en definitiva por no escuchar mis necesidades, por negarme oportunidades. Desde que comencé a sentirme merecedora y a amarme sin más, veo todo más claro y sencillo.

 

En definitiva, dejar de buscar el amor fuera, para que surja desde lo más profundo de mi ser. Así, mejoraron mis relaciones con algunas personas, la forma de relacionarme con mi trabajo y la forma de valorarme y valorar lo que hago.

 

Muchos profesionales del marketing que hablan de la Marca Personal se quedan en la parte promocional al enseñar a usar las redes sociales como canal de difusión de la misma, y pierden de vista la parte quizá más importante de una marca que son sus valores y su personalidad.

 

Si no ponemos en cada contenido, en cada actualización de nuestro Facebook, en cada tuit, en cada imagen de Instagram, en nuestro extracto de LinkedIn, e incluso en cada correo que escribimos nuestro sello personal, nos convertimos en marcas blancas, todas iguales.

 

Aprende a diferenciarte en tus tarjetas de visita y potencia tu Marca Personal.

 

Es evidente que puedes coincidir en valores, en rasgos de tu personalidad, en forma de pensar a veces con otras personas, sobre todo si son amigos, colegas o familia, pero eres único y debes resaltar esa forma de ser tuya para poder brillar y dejar tú legado en el mundo.

 

Dejar nuestro legado forma parte de que cuando nos toque la hora de marcharnos de este mundo, hallamos hecho lo que vinimos a hacer y no lo que los demás querían que hagamos.

 

Es hora de tomar el mando de nuestras vidas, de vivir nuestros sueños y no seguir alimentando el de los demás. Haz todo lo que está en tus manos para que al dar el último suspiro, te marches con la certeza que has hecho todo cuanto está en tus manos para ser feliz, y hacerle la vida un poquito más feliz a los demás.

 

En el libro Ama porque sí de Marcí Shimoff, ella habla de la comunicación no violenta. Ese lenguaje del corazón, que despierta la empatía hacía uno mismo y los demás.

 

Usar este lenguaje no solo hace que mejoremos la relación con nosotros mismos, tan necesaria para potenciar nuestra Marca Personal, sino para expresarnos con mayor sinceridad, calma y claridad cuando nos comuniquemos con los demás.

 

 4 pasos a llevar a cabo para realizar una comunicación desde el corazón:

 

1) Observación

Respirar varias veces nos ayuda a calmar nuestras emociones. Hablar con voz clara y audible, con frases cortas y concisas. Utiliza el “yo” en todas tus afirmaciones. No adornes los hechos con tus sentimientos. Omite los insultos o las acusaciones. Por ej., no digas ¡Eres un vago! Siempre dejas todo desordenado.

 

2) Sentimientos

Comparte los sentimientos que te haya producido la situación. Por ej. “Cuando te vi entrar por la puerta y tirar el abrigo al suelo, me sentí frustrada y ninguneada” Describe sentimientos como la ira, el dolor emocional, la tristeza, la desesperanza.   Evita el deseo de atacar, acusar o avergonzar. Ej.: “Cuando te vi entrar por la puerta y tirar el abrigo al suelo, me dieron ganas de darte un bofetón”.

 

3) Necesidades

Expresa la necesidad que hay detrás de un sentimiento. Ej. “Necesito que el espacio que compartimos esté ordenado”.

 

4) Peticiones

Haz la petición de una acción concreta. Ej.: “Te pedí que colgaras el abrigo o guardaras tus cosas al llegar a casa”.

 

Al poner en práctica estos pasos incluídos en el libro arriba mencionado, conseguirás comunicarte sin sufrimiento. Elegir comunicarnos sin sufrir es el mejor acto de amor que nos podemos dar y el mejor regalo que podemos ofrecer a los demás.

 

Si quieres saber porqué las empresas necesitan profesionales con un valor diferencial, lee el artículo que escribí para la Revista Directivos y empresas.

 

¿Cómo te relacionas contigo? ¿Tienes miedo de gritar a los cuatro vientos quién eres? Tu Marca Personal será verdaderamente auténtica si te relacionas con amor contigo mismo. Dándote lo mejor, serás capaz de regalar  tu mejor versión a los demás. 

 




Suscríbete
Como suscriptor te beneficiarás de contenido único que compartiré solo con mi comunidad.





Posts Anteriores