Blog de @LauraFerrera

Blog de @LauraFerrera

Aquí descubrirás artículos sobre Social Media, Marketing online, Marca Personal, Email Marketing y cambio de mentalidad, con el fin de que consigas incrementar tu visibilidad, posicionarte en la mente de tus potenciales clientes y vender tus servicios al conectar valores y emociones.

Suscríbete y descarga ya las 12 ACCIONES CLAVES SEMANALES PARA POTENCIAR TU MARCA PERSONAL.Benefíciate de contenido único que te enviaré por email.

¡Gracias por estar aquí y por tu compañía!

Thu 09 de Sep de 2021
Bruce Lee y la Ley del Contraste para vender más

Bruce Lee tenía razón cuando dijo “La realidad se hace evidente cuando dejamos de comparar”.

 

En mi opinión las comparaciones son odiosas, sobre todo si se hacen entre personas, porque generan sentimientos poco sanos como la envidia y la inseguridad. Ahora si la comparación es entre productos o servicios, veremos más adelante que es otro cantar.

 

A menudo me encuentro con profesionales o emprendedores que me dicen que se comparan con los demás, este hábito los hace sentirse desanimados.  Sufren parálisis por análisis por creer que no están a la altura o por compararse con otra marca personal o profesional que hace años que han comenzado su negocio.

 

Si tú también eres de los que se compara, te traigo una buena noticia… Dejar de hacerlo te permitirá vivir en paz con lo que tienes o has logrado y te atreverás a aceptar la realidad como es y trabajar para mejorar.

 

La Real Academia Española (RAE) define el término comparar como “fijar la atención en dos o más objetos para descubrir sus relaciones o estimar sus diferencias o semejanzas”.

 

Compararte te lleva creer que eres menos o que eres inferior. Y como ser humano, eres único, especial e irrepetible.

 

Si quieres sentirte vacío, insatisfecho y deseas seguir sin encontrar tu lugar, entonces continúa comparándote.

 

Si eliges brillar con tu propia luz y dejar huella con tu verdadero propósito, sé tú. Atrévete a ser fiel a quién eres con tu marca personal.

 

Mi sugerencia es…Deja de compararte y usa la Ley del Contraste para que te compren.

 

Este principio dice que alguien puede ser más o menos bueno dependiendo con quién se realice el contraste.

 

Por ejemplo:

Ana hace 10 años que practica Yoga regularmente. Si tú recién comienzas a saludar al sol, es evidente que no puedes ni debes compararte con ella dado que probablemente carezcas de su flexibilidad.

 

El contraste en la venta es otro cantar.

 

Los comerciales llevan a rajatabla esta ley para inclinar la balanza a su favor.

 

Imagínate que un vendedor trabaja en una tienda de ropa y quiere aplicar la ley de contraste en los precios ¿Qué crees que le mostrará primero a la posible compradora el vestido más caro o el más barato? El caro sin dudarlo.

 

Cómo usar la Ley del Contraste en tu negocio

 

Esta ley es usada en estrategias de marketing. También es uno de los principios más usados en copywriting para persuadir al cliente a que realice la acción de compra.

 

¿Has ido a un restaurante de comida rápida como Mc Donalds o Burger King y te han dicho: quieres agrandar tu menú por 1€ más?

 

O en Starbucks ¿Te han ofrecido el café de Colombia por 0,30 céntimos más?

 

Lo mismo sucede cuando al llegar a la caja del supermercado y te dicen son 130€ ¿quieres llevarte el enjuague para la ropa a 1,20€?

 

En estas preguntas se aplica la Ley de contraste para que compares y decidas. Lo que se busca es que el posible comprador tome una decisión irracional con poco tiempo para elegir y al ser un precio bajo, el contraste lo lleva a comprar.

 

Sería un error que dejara pasar esa ganga ¿verdad?

 

El contraste se utiliza a la hora de presentar tus precios

 

¿Cómo puedes ponerlo en práctica? Haz como lo hace Zoom. En este ejemplo, esta plataforma de videoconferencias presenta su versión freemium y otras tres opciones para que el interesado termine eligiendo la versión PRO que parece la más justa.

 

 

Ahora imagina que lanzas un curso a 47€. Siguiendo este principio, podrás ofrecerle a tu potencial cliente que, si se lleva además tu clase magistral, ambas formaciones le cuestan 55€. Al ser tan poco dinero de diferencia, terminarán comprándote ambos productos digitales.  

 

El contraste es uno de los gatillos mentales que ayudan en una web, en un anuncio publicitario, en una promoción de calle a reforzar tu estrategia de marketing.

 

Contraste vs objeciones

 

La clave para usar el contraste a tu favor está en identificar las posibles objeciones que pueda tener tu potencial cliente. Haz un listado de ellas y presenta opciones contrastantes que cambien su percepción.

 

El contraste puede ayudarte a aumentar tu tasa de conversión superando notablemente las objeciones.

 

Ten en cuenta que este recurso solo funcionará si está alineado con tus valores de marca y lo que vendes aporta valor a tu cliente.

 

Ahora ¿eres consciente de cómo puede afectar el contraste en la percepción de lo que desea y compra tu cliente? Cuéntamelo aquí 

 

 

 

 

Comparte este contenido en
Wed 23 de Jun de 2021
Storytelling: Cómo dar sentido a lo que haces con tu historia de marca

El storytelling sirve para darle sentido a lo que haces.

 

Se trata de contar tu historia de marca personal, emprendedora o de tu negocio para traducir datos, hechos y experiencias que quieres que viva tu cliente.

 

El ingrediente principal para que un relato de marca funcione es: la coherencia.

Primero debes identificar a quien te diriges y qué quieres activar en quien te lee o escucha.

 

Es decir ¿Quieres que esa madre molona compre tus juguetes? ¿Te gustaría que ese trabajador que no le alcanzan las horas del día adquiera tu curso de productividad? ¿Te encantaría que quien se relaciona como perro y gato con su pareja escuche tu podcast para parejas que desean relacionarse con amor?

 

Si tu campaña de marketing digital o tradicional es maravillosa pero la experiencia que le haces vivir a tu potencial cliente es desastrosa, lamento decirte que hay incoherencia y con eso: no hay historia que valga ¡Despídete del storytelling!

 

Lo que te voy a decir a continuación es importante…

 

 Tu historia puede derrumbarse con una sola acción. Todo lo que hagas, digas o calles debe ser coherente. Tu relato es tu ADN de marca, por ello es tan importante transmitirlo con tu propia personalidad.

 

Tu historia de marca se cuenta por capítulos.

 

Tu storytelling no va solamente en el sobre mí o quienes somos de tu web. Tu historia de marca puede contarse  en:

 

  • Documentos internos
  • Descargables
  • Packaging o envoltorio para tus productos.
  • En eventos
  • Presentaciones en reuniones o conferencias
  • Emails
  • Mensajes de voz por WhatsApp
  • En la entradilla de tu podcast
  • En la decoración de tu restaurante, salón de belleza, habitación de tu hotel familiar
  • En el escaparate de tu tienda física
  • Libros físicos o e-books
  • En las páginas de venta de tus servicios
  • En la descripción de los productos de tu ecommerce
  • En todo tipo de comunicación tradicional o digital que realices con tus clientes.
  • En tu blog
  • En tus redes sociales
  • En tus anuncios publicitarios

La historia de tu marca puedes darla a conocer cuando haces networking tú o tus empleados. Cuanto más la cuentes, más calará hondo en el corazón de tus clientes. Y cobrará sentido si ellos son quienes la transmiten por una experiencia que le has hecho vivir.

 

Solo conectarás gracias a tus valores, tu personalidad y por cómo quieres ser recordado.

 

Será más fácil conectar si conoces cuáles son tus valores. Ellos son los cimientos que harán que tu marca crezca sólida y no se derrumbe ante un pequeño fallo.

 

Otro factor adicional de conexión es tu personalidad. ¡Esta es una noticia excepcional! No hay nadie igual que tú, por lo que ya puedes dejar de comparte con tu competencia. Tu personalidad dará voz a tus textos, imagen a tu web y sentido a tu negocio.  Harás vibrar a tu potencial cliente por mostrarte tal cual eres, sin inventarte un personaje ni hablar como si fueses otra persona o marca corporativa.

 

Finalmente, para moldear tu futuro es necesario que tengas en cuenta los objetivos de tu posicionamiento. Ahora te pregunto ¿Cómo quieres que te recuerden?

 

Esto es lo que debes definir antes de escribir tu historia

 

Lo primero que debes saber es a quién quieres activar. ¿Quieres conectar con tu potencial cliente? Entonces no le escribas a todos, háblale a él o ella.

 

Pero como se trata de tu historia, habla de tu marca o de ti.

 

No es qué eres, sino quién eres.

 

Tu manera de ser modifica el impacto de lo que haces y lo que generas en tu audiencia.

 

 Todo lo que escribas debe ser coherente con tu razón de ser o para qué y tendrá relación con el hilo conductor de la historia.

 

En la charla Ted 2, verás explicado lo que Simon Sinek llama el Círculo Dorado cuyos componentes son: Qué, cómo y porqué. Para dorar a la marca de personalidad se agrega el Quién.

 

Te muestro un ejemplo para dar un poquito más de luz:

 

Imagina que Joaquina vive en Madrid quiere convertirse en emprendedora. Actualmente trabaja como gerente financiera en una empresa de Paseo de la Castellana, pero está cansada de vivir en la ciudad y quiere trasladarse a un pueblo en medio de la naturaleza. ¿Por dónde debería comenzar?

Qué quiere vender: Champú sólido natural

Quién es: natural, adora lo sencillo, auténtica.

Cómo es: ama lo artesanal, todo lo que transmita verdad. Cree que la belleza está en aquello que respira a naturaleza.

Por qué: cree que todos merecemos respetar nuestra naturaleza y resaltar nuestro cabello sin aditivos.

 

Y ¿A quién le interesa el producto de Joaquina?

 

Probablemente les interese a las mujeres que quieren cuidarse con productos naturales, que respetan el medioambiente y que están cansadas de que las engañen con los aditivos en las etiquetas. Usar este jabón sólido puede que las transporte al medio del bosque si la marca utiliza aromas como pino.

 

Su packaging contaría la historia del producto y debería ser orgánico y sencillo para que refuerce su carácter artesanal.

 

Su web no invadiría al visitante con ventanas emergentes que lo agobien recién llegue. Sería de diseño y estructura sencilla. Transmitiría el amor por lo natural con colores como beige, marrón, blanco, caqui y quizá marfil.

 

Si Joaquina quiere una tienda virtual, esta tendrá muy pocos pasos, pero con una historia emotiva que conecte con esa mujer que quiere lavarse el pelo con cuidado y respeto hacia la naturaleza.

 

Como puedes apreciar hay varios elementos para tener en cuenta. Porque los precios venden, pero tu historia hará que te elijan hoy, mañana y en cinco años. Lo que hagas sentir hoy, queda guardado en el corazón de tu potencial cliente para siempre.

 

Toda marca tiene una historia, sigue leyendo para escribir la tuya...

 

Para contarla puedes seguir la estructura básica: Inicio + Nudo + Desenlace.

Comienza por cualquiera de estas etapas. Lo más importante es que cada una de ellas de paso a la siguiente y que transmitas coherencia en esta comunicación.

Los elementos fundamentales del Storytelling son:

 

1) Mensaje

Aquí debes tener en cuenta qué transmitir y la forma en que será contado.

 

2) Ambiente

Ten presente dónde suceden los hechos. Descríbelo con todos los sentidos.

 

3) Personaje

¿Quién es el protagonista de tu historia? Define si serás tú, el fundador de la marca, tu cliente o un personaje inventado.

 

4) Conflicto

En toda historia hay un momento de tensión, es el que despierta el interés de tu audiencia. Puede ser un desafío, un problema o algo inesperado.

 

5) Momento wow

Es aquel que termina de vincular a tu audiencia con tu producto o servicio. Es esa moraleja o frase final que deja a quien lee o escucha tu discurso con la mandíbula desencajada.

 

Dime, ¿qué recuerdas más la fecha de creación de una ciudad o la historia que hay detrás de su creación? Para generar una experiencia wow hay que permitir que cada persona la viva a su manera.


La estructura definitiva de tu relato de marca está compuesta por los siguientes pasos:

1) Encuentra la idea principal, el hilo conductor.
2) Apóyate en las ideas secundarias.
3) Pon emoción.
4) Finaliza el relato de tu marca con un cierre apoteósico.

Tu historia debe generar una reacción en quien la lee o escucha, por ejemplo:

- Hacer que tu audiencia se ponga en pie.
- Que te aprueben el presupuesto.
- Generar una ola de aplausos que termine en ovación.
- Provocar una venta si tu público conecta con el texto de tu historia en tu web.
- Aumentar la cantidad de reproducciones de tu podcast.
- Elevar los suscriptores de tu newsletter.

 

Te comparto esta campaña de Dove para inspirarte a contar tu historia


 

Te comparte parte de mi historia en Instagram >> 

1) Porqué de la libélula de mi logo

2) 20 curiosidades sobre mí que nunca he contado

3) Los kilos no te definen

 

No dejes que otros cuenten tu historia. Cuéntala tú, conecta y comienza a recoger lo que has sembrado en el corazón de tu audiencia.

 

Y si no sabes cómo hacerlo, puedo ayudarte ¿hablamos?

 

 

Comparte este contenido en
Mon 19 de Apr de 2021
4 tácticas para ganar confianza con tu marca, sin testimonios

“Recién tengo mi web y todavía no tengo ninguna Prueba Social”.

 

“Llevamos años en el sector, pero nunca le pedimos a nuestros clientes que nos digan su opinión”

 

Me encuentro con estas situaciones más a menudo de lo que me gustaría.

 

Esto les pasa a emprendedores, a profesionales que recién han creado su web o incluso a cualquier empresa que hasta ahora no haya recogido testimonios de sus clientes.

 

Nada es más efectivo para mejorar una tasa de conversión que mostrar testimonios, reseñas, listas de clientes y medios en los que ha aparecido tu marca o empresa.

Quienes llevamos años en marketing digital sabemos que la prueba social es uno de los elementos que más ayudan a vender y lo corroboré en mi certificación de Copywriting.

La prueba social es la llave para que tu audiencia confíe en ti. Son los testimonios quienes abren la puerta de tu negocio para que tu potencial cliente decida contratarte o comprar tus productos.

Seguramente te haya pasado que confíes en un producto si alguien lo ha probado antes y te da su opinión.

Pero ¿qué haces si quieres conseguir la confianza de tus clientes, pero no tienes testimonios?

En este artículo comparto contigo 4 tácticas para establecer una conexión inmediata con tus clientes y que confíen en ti, incluso si no tienes para mostrarle una prueba social.

Es importante que sepas que ninguna de ellas la reemplaza, pero mientras consigues testimonios, aumentar tu cartera de clientes o adquieres autoridad, posicionamiento o reputación en el mundo online, estas tácticas serán de gran ayuda para tu marca o negocio.

 

1) Enseña tu proceso

 

Explica en imágenes en tu web, en los correos electrónicos que les envíes o incluso en los perfiles de tus redes sociales, la forma que tienes de trabajar.

Si tu negocio se dedica a hacer manualidades, graba o toma fotos del paso a paso y haz tutoriales para que tus clientes perciban cómo es la experiencia de creación de la prenda de vestir o accesorio.

Si tu marca vende servicios cuenta cómo los realizas o cómo es trabajar contigo.

Cuando muestras qué haces cómo lo haces, pero sobre todo el beneficio que consiguen tus clientes logras que ese proceso personalizado que normalmente pregonas sea contrastado.

Cuando tu cliente puede ver la forma en que afrontas sus problemas quiere ver cómo le entregas los resultados que buscan.

Además, para quienes nunca han probado tu producto o contratado tu servicio conocer tu proceso les baja el nivel de incertidumbre que puede tener acerca de ellos.

Al mostrarle a tus clientes el paso a paso de cómo pueden trabajar juntos, les anticipas la experiencia que le harás vivir, aunque sea mentalmente y esto hace que tarde menos en tomar la decisión de contratación o compra, sin querer esperar a que le suceda lo mismo que a tu actual cliente.

 

2) Manifiesta tus creencias sin temor

 

Lo dice la psicología, normalmente compramos a marcas que nos gustan. Nos gustan las personas que creen lo mismo que nosotros. Le compramos a empresas con la que compartimos creencias.

Por favor evita hablar de “nuestros valores”. Haz un listado de lo que crees y haz un listado de elementos que a tu potencial cliente le interesan. Sé específico, de nada sirve hablar de que tienes la mejor calidad, eso es algo que tendrá que probar y decir tu cliente.

Lista verdades relacionadas con tu propósito de marca.

También puedes definir el mundo ideal de tu marca del que tu potencial cliente querrá formar parte.

Mira cómo lo expresa la marca Desigual en su web

 

 

Dentro del “Sobre Nosotros” entre otras cuestiones Desigual manifiesta lo siguiente:

“Y llega 2020 con sus cambios de planes. Ante el panorama nos damos cuenta de que el único mensaje que nos sale del corazón lanzar es que "La vida es chula" y que tenemos que vivirla como tal. "Life is awesome" vuelve a ser nuestro motto y el mensaje más revelador y sincero que podemos lanzar. El optimismo, la diferencia y la alegría de vivir son y serán siempre las razones por las que existimos”

 

3) Hazles una promesa que muestre el valor de trabajar juntos

 

En tiempos remotos un apretón de mano era una promesa y la palabra de una persona iba a misa. Actualmente no pasa.

Por ello para generar confianza online hay que dejarlo por escrito. De esta forma la marca o empresa se compromete a cumplir con la promesa en público.

Es importante que no realices promesas genéricas que suenen a humo y que no seas capaz de cumplir.

Decir “la mejor experiencia que nunca vivirás” es una exageración que destruye la confianza que quieres conseguir en menos de 3 segundos.

Tu promesa debe estar ligada al punto de dolor y con tu promesa le darás solución para ponerle remedio y que se active su punto de placer.

Fíjate las promesas de la compañía de seguros Línea Directa:

  • Más y mejores coberturas pagando mucho menos
  • Coche de sustitución garantizado
  • Servicio de recogida y entrega del vehículo a reparar
  • ITV gratis

4) Enseña tu cara sin sonrojarte

 

Las marcas están formadas por personas. Si eres una empresa enseña a tu equipo, si eres un profesional independiente o emprendedor autónomo muestra tu cara.

Aparta la vergüenza y enseña quienes están tras bambalinas en tu empresa. No mostrarte hace que tu cliente piense que tienes algo que esconder. Quiere conocerte y ponerte cara.

“Asomarte” en una foto en tu web demuestra que hay personas detrás de la marca, que son reales y dan información a tu cliente de quien o quienes serán los responsables de darle solución a sus problemas.

En sectores donde la desconfianza va en alza, este detalle puede marcar la diferencia.

Pon imágenes de tu equipo en tu página de “acerca de” o “sobre nosotros”.

De esta forma conectarán con tu marca así:

  • Mira hay igualdad de género. Quiero trabajar con ellos porque persigo esa transformación social.
  • Qué bien hay inclusión de diferentes razas. Me gustaría trabajar con ellos porque me apasiona la diversidad racial.
  • Oh qué estupendo hay mujeres en el cuerpo directivo. Voy a contratarlos porque buscan el cambio como yo.
  • Me encanta que sea un equipo que se mezclen los jóvenes con el talento senior. Creo que es enriquecedor para mi empresa.

 

Como ves sin prueba social, puedes generar confianza. Pon en práctica estas tácticas y genera un impacto en tus potenciales clientes. De esta forma conseguirás ganar su confianza y mostrar el lado más humano de tu marca. Aunque si puedes recopilar testimonios, hazlo.

 

Y tú ¿qué tácticas utilizas para obtener la confianza de tus clientes? Envíame tu mensaje aquí, me encantará leerte 

Comparte este contenido en
Thu 18 de Mar de 2021
8 mejores prácticas para hacer en tu web sin saber nada sobre copywriting

Una web confusa no vende. Ya puedes contratar al mejor diseñador, trabajar el SEO o incluso “inspirarte” en los textos de tu competencia, pero sin textos que enganchen no hay ni imagen ni posicionamiento que te ayude a vender.

 

Los diseñadores o consultores SEO hacen de maravilla su trabajo, pero si se le suma un buen trabajo de redacción comercial o persuasiva se produce la magia.

 

 Google dará autoridad a tu página, si quien visita tu web pasa tiempo navegando en ella. Para eso tus textos deben ser claros, despertar curiosidad y sobre todo transmitir tu personalidad de marca.

 

Debes dejar de ver a tu sitio web como un escaparate digital de tus servicios, para comenzar a verla como un instrumento en donde el potencial cliente llegue y realice una acción.

 

Esto significa que los textos web de tu marca personal, emprendimiento o empresa, deben orientar a quien quieres que te contrate o compre a que solicite un presupuesto, añada el producto al carrito de compra o se suscriba a tu lista de correo, por ejemplo.

 

A lo que me refiero es lograr captar la atención del usuario, conseguir que conecte con sus deseos más profundos, convencerlo de que tienes la solución para resolver sus problemas y así guiarlo durante su navegación para conseguir conversiones.

 

 Te lo repito además del diseño, el SEO o la UX, tres factores esenciales para hacer visible tu sitio web, otro punto que la mayoría descuidan son sus textos.

 

LO PRIMERO QUE DEBES TENER EN CUENTA ES….

Ya que tu sitio web es una herramienta comercial, es importante que comuniques un mensaje exacto, correcto y directo dirigido a tu público objetivo.

 

ESTO ES EN LO QUE NORMALMENTE FALLAN LOS TEXTOS DE UNA WEB

 

El titular es algo que se descuida bastante, lo noto en las auditorias de copywriting que realizo o cuando reviso los textos de una web que no recibe visitas, no conecta con su audiencia o no tiene un objetivo claro.

Inspirarte en los textos de tu competencia, solo hará que seas uno más del montón. A las marcas que no consiguen transmitir su autenticidad textual nadie las recuerda a la hora de contratar o comprar, las que logran diferenciarse sobresalen en la jungla digital.

 

8 mejores prácticas para hacer en tu web sin saber nada sobre copywriting

 

1) Identifica a quien le hablas

Para que tu web conecte debe estar centrada en tu cliente. Es la regla número 1 del marketing digital y también del copywriting.

No puedes vender a todos, elige bien a quien venderle.

Empatiza con su estilo de vida, menciona necesidades y personaliza todos los botones de tu web.

 

2) Crea titulares atractivos

El titular es la puerta de entrada para que sigan leyendo el resto de las páginas de tu web. La primera impresión debe cumplir las expectativas y ser excelente, sobre todo en tu página de inicio.

Está comprobado que en internet no se lee, se escanea. Entonces los títulos y los subtítulos servirán como carteles de neón en medio de tanta saturación de contenido existente.

 

3) Evita el uso de lenguaje negativo

El lenguaje positivo conecta inconscientemente mejor con tu audiencia.

Mira este ejemplo encontrado en una web:

Esta mermelada de frambuesa no lleva químicos. No dejes de llamarnos para hacer tu pedido.

Esta sería una propuesta redactada en positivo:

Cuidamos tu salud. Esta mermelada fue hecha con frambuesas recién recolectadas de campos libres de pesticidas. Haz tu pedido hoy mismo y sonríe al bienestar.

¿Notas la diferencia? Un lenguaje positivo genera confianza para que te compren porque da soluciones positivas al problema o deseo que tenga tu audiencia.

 

4) Habla de tú, no de ti.

La palabra tú es la más persuasiva que existe. Sin embargo, hay cientos de web que aún siguen hablando de nosotros.

Los seres humanos estamos programados a pensar en lo que más nos conviene para tomar decisiones. Tu audiencia conectará mejor contigo si le hablas directamente a ella. De esta forma se sentirá única, especial y le demostrarás que la conoces, la entiendes y la escuchas.

 

5) Apela a experiencias, genera emociones

Gracias al copywriting puedes generar experiencias con las palabras.

El otro día entregué una secuencia de correos a una clienta. Tras leerla me digo:

“Wowww Laura. La experiencia que me has hecho vivir con la comparación del mono y el león que has escrito me ha encantado. Me imagino las caras que pondrán mis suscriptores al recibir el correo y solo se me ocurre saltar de alegría”.

Al igual que mi clienta, tu público objetivo debe emocionarse al visitar tu web, debes conseguir despertar sus emociones.

Y no solo me refiero a alegría, puedes despertar lujuria, orgullo, amor, miedo. De las 6 emociones básicas se desprenden un sinfín de otras que pocas veces se transmiten para conectar de una manera genuina.

 

6) Utiliza tu voz y su lenguaje

Tu tono es parte de tu personalidad de marca, es propio y gracias a él serás fácilmente identificable.

El lenguaje es de tu público objetivo. Evita tecnicismos y usa los términos que él entienda.

Si tu empresa es técnica, puede tener un lenguaje técnico explicado con jergas comunes a tu audiencia para dar credibilidad.

Comunícate con tu audiencia de la manera que mejor te entiendan, piensa que los tienes cara a cara. Evita pensar en cómo te posicionará Google, descuida un pelín el SEO, ponte en la mente de cómo te busca quien sea tu potencial comprador.

 

7) Quita la grasa a la carne

Nada más gráfico para que lo entiendas. Tus textos deben ser magros.

Revisa antes de subirlos a tu web y responde:

¿Es relevante? ¿Aporta valor? ¿Es conciso?

Si alguna de las respuestas es no, deshazte de la grasa.

Cuanto más marees, menos tomarán acción. Cuanta más información de relleno, menos te leerán. Pónselo fácil: no los hagas pensar, haz que realicen una determinada acción.

 

8) Cuida el microcopy y las llamadas a la acción

Los textos pequeños de tu web sirven para guiar a tu audiencia, también debes mimarlos. En las llamadas a la acción, olvídate de expresiones “como pincha aquí o más información” en tus botones de llamada a la acción, páginas de suscripción o formularios.

 

Ahora te propongo que corras a tu web ¿cómo la ves tras leer este artículo?

Si necesitas ayuda o tienes alguna duda, espero tu comentario aquí

 

Comparte este contenido en
Tue 02 de Feb de 2021
Porqué el copywriting hace que tu marca venda más con tus contenidos

Batman y Robin, Thelma y Louise, Han Solo y Chewbacca duplas que funcionan como el marketing de contenidos y el copywriting.

 

¿Pero son lo mismo? A lo largo de este artículo te contaré sus diferencias y lo qué los hace inseparables como estos personajes.

Contrariamente a lo que se piensa, no son lo mismo ni tampoco compiten. Son disciplinas complementarias.

 

Probablemente estás leyendo este post porque quieres aumentar tus ventas y con tu estrategia de contenidos no lo estas consiguiendo.

Pero Laura ¿qué técnica tengo que implementar si quiero vender mis productos o que contraten mis servicios?

 

Antes de responderte te cuento de qué se trata cada una.

 

En el marketing de contenido se crea y comparte contenido de valor, gratuito para atraer y convertir contactos (leads) en clientes que te compren o contraten de manera habitual. Es comunicación. Aportas valor y educas.

Te doy un ejemplo:  El té de tila (tilo) ayuda a combatir el insomnio.

 

El copywriting, también llamada escritura persuasiva, hace que tu público objetivo realice una acción específica. A veces será que efectúe una compra, otras suscribirse a tu lista de correo, contactar o hacer clic en el anuncio que has pagado. Como vez no solo aportas valor comercial, sino que ganas clientes.

Siguiendo con el ejemplo de la tila ahora con copywriting.

Ej: Descubre una poderosa infusión para dormir mejor que un bebé.

En la siguiente imagen te resumo las diferencias:

 

Ese artículo que te has escrito en tu blog, el podcast que has subido a Ivoox o Spotify o las actualizaciones que has realizado en LinkedIn, Facebook o Instagram, es marketing de contenidos.

 

El copywriting o redacción publicitaria se utiliza en blogs también, pero con un objetivo claro: que el lector realice una acción. Por ejemplo, que tras leerlo se suscriba al evento online que vas a realizar en quince días.

 

Además, permite que los correos aumenten su tasa de apertura, que los visitantes de tu web efectúen una compra, que consigas más clics en tus anuncios, incluso que vendas a puerta fría, gracias al poder de las palabras.

 

Como ves son socios. Una pareja inseparable que te puede ayudar a impulsar tu marca personal o tu negocio, de una manera original, diferente, enamorando a tu audiencia.

 

Siempre detrás de un buen texto que tenga técnica, principios y metodología de copywriting, habrá contenido de calidad.

 

Ambas aportarán valor a tu negocio o marca personal si:

 

  • Vendes un servicio o un producto
  • Quieres desarrollar tu marca de manera auténtica, sin sonar a tu competencia.
  •  Buscas aumentar tus beneficios económicos
  • Necesitas aumentar la confianza que tienen hacia tu marca
  • Tu interés está en conversar con tu audiencia y conseguir un resultado, por ejemplo: dirigirlos a tu web y que compren sin pensárselo ni un segundo.
  • Quieres conectar con el corazón de tu público objetivo, para despertar alguna emoción y conseguir que te lea y posteriormente haga lo que tengas pensado para cumplir tus objetivos de marketing digital.

 

Hay blogs con contenido brillante quizá con pocos lectores. Tal vez sea el tuyo uno de ellos. De nada sirve tener cantidad de artículos sin el tráfico que deseas.

 

Esto se puede deber a una redacción que no engancha y sus causas pueden ser:

  • Titulares aburridos que no dan razones para que el lector haga clic.
  • Titulares ingeniosos pero que no comunican ningún beneficio.
  • Tu contenido no genera conexión, es decir no transmite la suficiente confianza para convertir a alguien de tu audiencia en cliente.
  • Carece de una llamada a la acción clara y precisa, o repites siempre la misma frase.

 

Existen emails que llegan a carpetas de Spam, son ignorados o tirados a la papelera porque no despiertan curiosidad o interés.

 

Hay anuncios en los que se invierte cantidad de dinero y la tasa de conversión es muy baja.

 

Te recuerdo que el copywriting es el arte de convencer a tu lector a que haga una acción concreta.

 

Usar esta técnica hará que tus lectores se suscriban a tu newsletter, se apunten a tu lista de emails, que compartan tus artículos con otros lectores o que te compren.

 

El contenido es inmejorable para generar una relación con la marca, pero para transmitir un mensaje de venta sin parecer un vendedor y conseguir despertar curiosidad para que el cliente se quede el copywriting es insuperable.

 

Si crees que a alguien le puede resultar útil este contenido compártelo para evitar que sigan las dudas entre ambas disciplinas.

 

Y tú ¿has probado utilizar la redacción publicitaria en tus redes sociales, blogs o textos web? No creas nada de lo que te he dicho, haz la prueba y cuéntamelo aquí 

 

 #PalabradeCopy #MarcaDiferente

 

 

 

Comparte este contenido en
Enviando este formulario acepto la Política de Privacidad y Protección de Datos, así como acredito que los datos aportados son reales.




Posts Anteriores
Comparte este contenido en
Este sitio web usa cookies operativas propias que tienen una pura finalidad funcional y cookies de terceros que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Si continúa navegando, consideramos que aceptas su uso.